Archivo mensual: noviembre 2007

Sobre la Paz!!!

Escribe lo que sientas y piensas sobre la guerra y como esta situación también la podemos tener en casa.

No basta!!!

Espero que les guste y comenten su reflexión acerca de este video, lo he realizado con mucho cariño con la intención de brindar un pretexto a la reflexión y al cambio de conducta. Siempre es bueno recordar para que estamos aquí y como es que seremos felices en nuestra vida.

El canto de las Sirenas!!!

¡¡¡El canto de las Sirenas!!!El mito habla de que al escuchar los marineros el canto de las sirenas estos las seguían hasta perderse y nunca más la gente los volvía a ver. Ojo con esto.

sirenas-2.jpg

Algo similar sucede con un cierto tipo de mujeres que endulzan el oído, estén pendientes que esto no es machismo, estoy seguro que a mi historia podrán también las mujeres identificarse con ella, aquellas que se han topado con este mismo tipo de personas, con hombres sirenas, en fin, continuaré, la relación con mi sirena comenzó hace 3 años, comenzó con platicas en mi Barco seguidas, todos los días, y varias veces por día; un poco más tarde tenía cerca de 6 visitas por día, en todas era la misma seducción, -¿Verdad que estoy bonita? ¿Me extrañaste? Yo te extrañe mucho. Hueles riquísimo, me enloquece tu olor, te puedo percibir a distancia. ¿Yo huelo rico? La gente me dice que tengo muy bonitas piernas, es mi orgullo, ¡tengo unas piernotas! La gente me alaba mucho mis ojos, dicen que tengo bonitos ojos, ¿me amas? Yo te amo, dime aunque sea si te gusto-. Cuidado mis estimados lectores si se acercan un poco más podrán escuchar su canto y yo no respondo de lo que de ello emane, continuaré; y así hacía de forma sutil y constante, de tal manera que me forzaba con sus comentarios (cantos) a que yo la observara y a que yo le dijera lo mismo que ella decía en sus cantos. Me enviaba cartas, con mucha creatividad, con una creatividad que yo nunca antes había observado en nadie, este tipo de mujeres tienen muchos dones, eso es indudable. Ella escribe poemas, lee mucho y conoce muy bien de la vida. En sus cartas la seducción era mucho más fuerte. -¡Quiero tener hijos contigo, aunque nunca me hagas caso, hazme aunque sea un hijo y con eso me conformo!- Así terminaban sus cartas.

Poco a poco surgió efecto su cometido, después de dos meses yo comencé a extrañarla cada vez más (era diciembre del 2004). Y de pronto hasta a soñar con darle un beso. Solo uno, tocar sus labios con los míos, de forma suave, sincera, tierna, oler su respiración, solo por una vez, ¡nada más una!.

Y entonces, su canto me tenía totalmente envuelto; estaba yo dispuesto a todo, a perder mi trabajo, a faltar a mi trabajo, a escaparme de mi trabajo para verla, pensaba demasiado en ella, ya no podía resistir tenerla lejos, quería acercarme más y más y más.
Y así lo hice, con la cabeza totalmente perdida, lo di todo por ella, mi reputación la perdí por ella, todos me decían que era una locura y yo pensaba que la gente no sabía lo que decía, yo decía que la gente estaba loca al decirme que me alejara de ella. Nada podía estar mal en ella, no podía haber mal en esta relación; al menos así lo había dicho ella, sin decirlo. La más tierna, entregada, enamorada, la más apasionada, la más deseada, Era Ella.

Permítanme hacer una pausa para que lean lo que Franz Kaffka escribe “El Silencio de las Sirenas”:

Existen métodos insuficientes, casi pueriles, que también pueden servir para la salvación. He aquí la prueba:

Para protegerse del canto de las sirenas, Ulises tapó sus oídos con cera y se hizo encadenar al mástil de la nave. Aunque todo el mundo sabía que este recurso era ineficaz, muchos navegantes podían haber hecho lo mismo, excepto aquellos que eran atraídos por las sirenas ya desde lejos. El canto de las sirenas lo traspasaba todo, la pasión de los seducidos habría hecho saltar prisiones más fuertes que mástiles y cadenas. Ulises no pensó en eso, si bien quizá alguna vez, algo había llegado a sus oídos. Se confió por completo en aquel puñado de cera y en el manojo de cadenas. Contento con sus pequeñas estratagemas, navegó en pos de las sirenas con alegría inocente…

Dejamos por ahora pendiente el final de esta historia de Kafka. Su canto me tenía totalmente envuelto…

sirena11.jpg

Las máximas de Confucio!!!

  • “Los que respetan a los padres no se atreven a odiar a los demás”
  • “Las atenciones a los padres son en vida porque después sólo queda el culto”

Confucio

Este Señor vivió entre los años 551 y 479 antes de cristo, con una

filosofía excepcional marca la cultura oriental y deja huella a nivel

mundial. Sus escritos son vigentes hoy en día con nuestra cultura

occidental y nuestra tecnología y progreso. Este Señor estaba por

encima de los tiempos y las culturas.

Confucio