Elí, Elí, ¿Lama sabactaní?

Y cerca de la hora novena, Jesús exclamó con gran voz, diciendo:

Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?

Mat 27:46

No hay mayor soledad que aquella donde Dios no está.

El infierno no es un sitio monstruoso donde la gente está en un mar de fuego y siendo azotado o maltratado por demonios, NO, Es MUCHO PEOR. Es donde Dios no está, aquí mismo, en la tierra, si no estás con Dios, sufrirás, te sentirás desanimada, inquieta, ansiosa u ociosa; te querrás matar, creerás que no eres importante para nadie.

Quién tiene a Dios, no le falta NADA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s