Archivo mensual: abril 2008

Secuestró a su hija por 24 años!!!

NOticia:

Secuestró y abusó de su propia hija por 24 años Josef Fritzl, de 73 años, mantuvo cautiva en un calabozo a la mujer, con la que tuvo siete hijos. Un rapto que recuerda al de Natascha Kampusch.

Tres de los niños que tuvo Fritzl con su hija, actualmente de 19, 18, y cinco años de edad, “nunca vieron la luz del día’’, reconoció también el sospechoso.

El hombre mantuvo cautiva a su hija en el sótano sin ventanas de su hogar. Ella tiene ahora 42 años. Las autoridades hallaron a la mujer en la ciudad de Amstetten el sábado por la tarde, gracias a una pista, dijo la policía de Austria en una declaración.

Elisabeth F. dijo que su padre empezó a abusar sexualmente de ella cuando tenía 11 años y que la encerró bajo llave en un cuarto del sótano el 28 de agosto de 1984.

Durante los 24 años posteriores a su encierro, ella explicó a la policía que fue atacada sexualmente de forma continua y dio a luz a siete niños, incluyendo unos gemelos, uno de los cuales aparentemente murió varios días después.

¿Como es posible esto? ¿Por que no escapo? ¿Seguramente tuvo muchas oportunidades de atacar a su secuestrador para liberarse, pero ¿porque no lo hizo?

La respuesta tal vez sea, MIEDO. El miedo nos gobierna a todos por igual. Por ejemplo; es conocido que las parejas actualmente no se separan por miedo, hay miles de casos en donde el novio amenaza a la novia y le dice que si lo deja le hará daño a su familia, o que le hará daño a cualquier persona que se acerque a ella, el miedo hace que esta mujer no se separe de su novio, y estamos hablando de personas que no están encerradas, que pasean por la calle, que la familia sabe de su relación de noviazgo, pero lo que no saben es que la relación es destructiva, que él la amenaza y ella al sentirse insegura no se separa de él (o él de ella, según sea el caso). En el caso del secuestro, no sabemos exactamente con que clase de amenazas retenía a su hija, él miedo la gobernó hasta que llego un momento en el que ella decide que es mejor cualquier cosa a seguir en el secuestro, y se arriesga a liberarse y gana, tal vez no era la primera vez que lo intentaba, tal vez fracaso en otros intentos de escapar anteriormente y su encuartelamiento fue cada vez peor. A las parejas que no logran separarse, cada vez su situación es peor, es más amenazante, más agresiva y peligrosa, por ello les cuesta más trabajo separarse.

En efesios 6:17, nos dice: y tomad el casco de la salvación y la espada del espíritu, que es la palabra de Dios.

¿Que significa el casco de la salvación?

Son los pensamientos, el casco de la salvación, se refiere a que la salvación nos protege de pensamiento inadecuados, el sabernos salvos por Cristo, nos da la confianza y seguridad de que nada nos pasará, algo similar fue lo que Victor Frank le sucedió al estar seguro de que un poder superior estaba con él, algo similar le ocurre a la gente que es encarcelada injustamente, dicen que podrán encerrar su cuerpo pero no su espíritu ni sus pensamientos. El sabernos salvos nos quita el miedo, el miedo a creer que si no estamos con la persona que “amamos” morimos, el miedo de creer que si dejamos el cigarro algo nos falta, nos sentimos ansiosos, molestos, inseguros; el miedo de pensar de que no podemos contra el alcohol, el miedo a creer que si dejo a la persona con quien estoy algo le pasará a mi familia o a mi mismo.

1Pe 2:15-16 Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos; como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios.

Cambiar los pensamiento por algo positivo nos ayuda a encontrar salidas a encierros mentales que nos han impuesto por años, todos deseamos la libertad, la paz que da el saber que somos libres, y que nos hace libres, “la verdad os hará libres”, dice la palabra, ¿cual verdad?; la verdad de saber que no tienes nadie que te juzgue, de que no tienes nada de que avergonzarte, de que nadie te puede amenazar, de que nadie te puede acusar, de que nadie te puede hacer daño; no tienes por que tener miedo ya que tus enemigos recibirán su merecido a su tiempo, si estás atravesando una situación difícil es por algo, encuentra la razón, tal vez sea para ayudar a otras personas, ¿como? pues diles como fué que te sentiste libre, como fué que te liberaste, como te liberó Dios de la situación tan difícil, ese mismo Dios que liberó a su pueblo de Egipto, que abrió el mar para liberar a su pueblo, es el mismo Dios que te libera a ti.

2Pe 2:3-7 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme. Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio; y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos; y si condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente, y libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados

2Pe 2:9 sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio;

¿Esta persona hizo algo para estar encerrada por su Padre por tantos años? o ¿Fueron acaso sus padres los que pecaron y por eso estuvo así? No, es la respuesta, no es que esta persona o sus padres pecaron, esta persona paso por esto para que la gloria de Dios sea manifiesta, para que la gente vea que puede ser liberada, que tu puedes ser liberado no importando cuanto tiempo hayas estado atado o encerrado, no importando la situación tan difícil que atraviesas, puedes ser libre, y si esta persona comparte como es que salió y como puede volver a rehacer su vida, nos dará una gran lección a todos los que nos quejamos de lo más absurdo como: que no tenemos dinero para salir o que nuestros padres son injustos cuando no nos consienten o que no nos atienden como merecemos u otra cosa. Esta persona realmente pasó por algo difícil y puede ayudar a que muchas personas sean libres. Estoy seguro nos impactará con su testimonio, y estoy seguro porque su vida ya cambió la mía, y espero también la tuya.

1Pe 2:9 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.

1Jn 2:15 – 18 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo.

Anuncios

Solo pide y lo recibirás!!!

Mat 7:7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.
Mat 7:8 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.
Mat 7:9 ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra?
Mat 7:10 ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente?

Pide santidad, búscalo a él, llámalo e invítalo a que entre en tu casa, ábrele tu corazón; libra batallas en su nombre, desea ser su guerrero. Se luz, en donde hay oscuridad. Llénate de paz, llénate de amor, llénate con paciencia, obediencia y humildad. Todo se te dará, que no te tiente el enemigo ofreciéndote falsas recompensas; la recompensa de Dios es eterna, no te vendas, no sedas, no des tu tranquilidad, no dejes que se lleven tu descanso, tu sueño, no permitas que te convenza, el no puede controlarte, no le perteneces, no hay contratos que te aten, eres libre, Cristo lo ha hecho todo por ti. Solo acéptalo en tu corazón, reconoce con tu boca que él es el Señor y recíbelo…