Archivo mensual: marzo 2010

Falsa Felicidad…

Una de las razones es porque alguien busca a otra persona a parte de su “pareja formal”, es porque siente que su pareja no tiene algo en específico y busca ese algo que considera no tiene su pareja en la otra persona; por supuesto cree que lo encontrará en alguien más y surge así una infidelidad, lo peor es que la persona se encontrará en un estado de falsa felicidad momentánea. Y digo de falsa felicidad porque obviamente a cada persona le hace falta algo que los otros tienen, así que la persona jamás quedará satisfecha con nadie. Siempre creerá que a su pareja le hace falta algo que el otro si tiene.

La verdadera felicidad no se consigue buscando  a la pareja perfecta, sino se consigue buscando ser esa pareja perfecta.

Otra de las razones es que creemos que nosotros somos responsables de encontrar la felicidad, cuando Cristo es el que la da, deja de buscar en los demás lo que en realidad está dentro de ti, deja que Cristo mande en tu corazón.

Joh 4:11 La mujer le dice: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo; ¿de dónde, pues, tienes el agua viva?

Joh 4:12 ¿Eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual él bebió, y sus hijos, y sus ganados?

Joh 4:13 Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed;

Joh 4:14 mas el que bebiere del agua que yo le daré, para siempre no tendrá sed; sino [que] el agua que yo le daré, será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

Joh 4:15 La mujer le dice: Señor, dame esta agua, para que no tenga sed, ni venga acá a sacarla.

Joh 4:16 Jesús le dice: Ve, llama a tu marido, y ven acá.

Joh 4:17 Respondió la mujer, y le dijo: No tengo marido. Le dice Jesús: Bien has dicho: No tengo marido;

Joh 4:18 porque cinco maridos has tenido; y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad.

Joh 4:19 Le dice la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta.

Anuncios