Archivo mensual: abril 2010

Rebelde?

Algunas mujeres no lo saben, pero los hombres rebeldes no son su solución, se esperanzan falsamente en su fingida seguridad y se tienden mutuamente una trampa para la infelicidad, finalmente no les puede ofrecer (el rebelde) lo que ellas piden, porque el rebelde no les puede garantizar esa seguridad, es evidente que su inestabilidad les perjudicará a ambos, tarde o temprano. Lo malo es que los hombres tampoco sabemos esto y seguimos buscando en el rebelde el ideal que ellas perseguirán. Y algunos buscan también a “la rebelde”, la mujer falsamente segura, que nos “hará felices”; al final de los días se dan cuenta de lo evidente, que esa rebelde no es más que una insegura e inestable que les da más tristezas que alegrías.

No hay mejor rebeldía que la de tener valores sólidos, una lealtad férrea y un trabajo digno.

Mejor promete lo que tienes y no lo que es posible que no tengas… jamás.

Gabriel Mancisidor C.

Anuncios