Archivo mensual: junio 2011

AMOR

La vida te pone en situaciones fortuitas que te llevan a
cambios drásticos en tu futuro, por ello no hagas menos alguna decisión, toma
siempre la más correcta, esto formará tu carácter.

En estudios que se han hecho con gemelos; algunos de ellos
tienen aspectos “EN SU VIDA” totalmente diferentes uno de otro, esto nos lleva a la conclusión de que ciertas situaciones fortuitas nos pueden llevar a destinos
totalmente diferentes, pero ojo, algunas situaciones fortuitas nosotros las
buscamos, nosotros con nuestra actitud nos arriesgamos por hacer cosas
incorrectas y esto nos puede llevar a realizar cosas incorrectas de por vida o
viceversa, hacer cosas correctas (aunque te critiquen) y realizar cosas
correctas siempre te puede llevar a un buen futuro.

Por ello:

Si eres infiel esta situación te puede llevar a ser infiel
siempre, ojo; puede; podrás salir de este círculo y cambiar; pero para que
arriesgarte a pasar por cosas que no deseas vivir y después esforzarte en salir de
algo en donde jamás debiste entrar.

Si “agarras” algún vicio te puede llevar a morir por ese
vicio,

Si no expresas tus sentimientos puedes no expresarlos jamás,

Si no aprovechas las oportunidades verás pasar la vida por
la ventana,

Por ello:

Se fiel; No tengas vicios, Expresa lo que sientes; Y… aprovecha
cada oportunidad para vivir la vida intensamente. Con amor:

 

1Co 13:1  Si yo hablara lenguas humanas y angélicas,
pero no tengo amor, he llegado a ser como
metal que resuena o címbalo que retiñe.

1Co 13:2  Y si tuviera el
don de
profecía, y entendiera todos los misterios y todo
conocimiento, y si tuviera toda la fe como para trasladar montañas, pero no
tengo amor, nada soy.

1Co 13:3  Y si diera todos mis bienes para dar de comer
a los pobres, y si entregara mi cuerpo
para ser quemado, pero no tengo amor, de nada me aprovecha…

…1Co 13:8  El amor nunca deja de ser

¡Vive, pero con Dios en tu corazón!

¿Qué puedo hacer? En muchas cosas no tengo malicia En otras no sé cómo explicar a la gente lo que sucede, A veces se complica todo porque la gente alrededor lo desea ver complicado. La vida podría ser tan fácil y bonita. Pero no, le buscamos infelicidades, En lugar de buscar felicidad y áreas de oportunidad, No, se busca el pelo en la sopa en todo. No entiendo que ganas de hacer ver a la gente lo malo o de ver en la gente lo malo. Pero bueno, lo importante es que Dios nos ha dado, – una vida -, y solo de ella podemos encargarnos, no podemos preocuparnos por lo que hacen los demás, solo lo nuestro y solo por hoy, el pasado está muerto y el futuro no existe. Un día a la vez… Se que la gente dirá ¿qué pasa por la mente de Gabriel?; Pero eso no es lo importante, lo importante es: VIVE TU VIDA! No la desperdicies con cosas negativas o complicándotela haciendo cosas que no benefician a nadie, no hagas cosas “malas” (que no te convienen). Vive la vida, haciendo bien, estando con Dios en tu corazón, gobernando, tomando el control de todo. Dios; yo te entrego todo, porque solo tú sabes que es lo mejor y cuando…

DA EN EL PUNTO

ESTA FRASE QUE HE OBTENIDO DEL INTERNET, DA DEFINITIVAMENTE EN EL PUNTO. ME QUEDO CON ESTA…

Independencia de Juicio y de Razón!

Una de las razones por las cuales existe el narcotráfico; ojo, solo una de tantas razones, es porque la gente ve como ventaja el dinero fácil y “de a montones” que se logra en este negocio; incluso con las mujeres que se dedican a la prostitución esta es una de las razones más poderosas, el dinero fácil y rápido que se gana, dicho por ellas mismas; sin embargo, esta razón no tendría porqué ser tan poderosa, ni tendría porque volverse política, ya que es una razón más bien personal; el no estar atado a circunstancias materiales nos ayudaría a desarrollar el ser, debemos lograr no estar atado a estas razones. Una independencia de juicio y razón sería lo ideal, no estar atado a la situación política, económica o social del país, ni estar atado a la situación conflictiva que vive de mi familia o mi pareja, sino realmente ser independiente en juicio y razón; para poder crecer como persona y ayudar a mi país.
No pueden existir cambios políticos, económicos o sociales sin existir un cambio personal. Es urgente que cada uno de nosotros luche por esa independencia de juicio, de razón, así como una independencia espiritual que nos libre de ataduras emocionales, no rencores, no lamentos, no pesares, no depresiones ni agresiones. Ser libres para nuestra nación.
Cada uno de los movimientos que ha tenido nuestro país ha estado lleno de personas que han logrado esto, ser independientes en juicio y razón, y por ello han transformado nuestro país y lo han hecho cambiar para bien.
Esto debe estar de la mano de una congruencia interna, no podemos “decir” que tenemos libertad si no la tenemos, no podemos engañar a la gente diciendo que somos honestos si no lo somos, esto no cambiaría nada, no podemos cambiar a la policía corrupta, si los que entran son iguales, de donde sacamos una nueva policía si sale del mismo país que no cambia.
Propongo hacer reformas, no revoluciones, en la definición a los concepto que escribo en este momento, en la cual “reforma” es proponer cambios, borrando de raíz lo malo, de forma -radical-, en cambio percibo la “revolución” como solo quitar algo, solo tratar de alborotar algo para cambiar algo, no es mala la revolución, pero no podemos caer en revueltas sin propuestas, debemos de trascender para –cambiar– las cosas de raíz, proponiendo resultados, respuestas, realmente efectivas.
Debemos cambiar nuestros valores y normas de modo que impulsen nuestro desarrollo en lugar de bloquearlo, en un ejemplo aquella persona, que no sienta amor y compasión por los demás los podrá dañar, matar o torturar, sin problema alguno, si rescatamos nuestras normas o reglas que dirigen nuestra vida actuaremos diferente y si esto lo basamos en “valores” universales tendremos un país en paz.
Esto esta delicado en el caso de los psicólogos que no han identificado esta libertad y que orientan al paciente a salir de una depresión o ruptura de pareja con el placer, guían a la persona a que desarrolle su “impulso” para que “se complazca sin culpas”, situación bastante enferma, el verdadero psicólogo es aquel que ha logrado esta libertad y orienta a su paciente a hacerlo.