Al hacer el mal, no dañamos a nosotros mismos…

En el nuevo testamento se observa el daño que nos hacemos a nosotros mismos al tener pasiones descontroladas, no por un castigo de Dios sino por acto directo que nosotros mismos nos provocamos. La explicación se observa en Hechos 9:5 Pablo sufre por su forma de actuar y Jesús se le explica claramente: …Y él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y él Señor dijo: YO SOY Jesús el Nazareno a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón… Jesús le estaba preguntando directamente: ¿Por qué te lastimas? Los bueyes al arar la tierra los picaban con un aguijón y los animales al querérselo quitar lo pateaban (dar coses), al hacer esto solo se lastiman más, a esto se refería Jesús; le estaba diciendo claramente: tu actitud de perseguir cristianos para matarlos solo te lastima más.

Deja ya ésta actitud porque te perjudica, te dañas cada vez más, regresa con Dios y recupera la paz y el amor en tu corazón.

Resultado de imagen de dar coses

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s