Archivo mensual: enero 2011

El Gigante, el monstruo:

Es un gigante que te puede atrapar, pero que si peleas de frente con él y “la libras”, podrás contra cualquiera. Es difícil atacarlo, pero no imposible de vencer.

Hay que estar con los 5 sentidos bien puestos todo el tiempo; esto te vuelve, con el tiempo, paranoico y/o ansioso a tal grado que no te deja dormir.

Algunas veces desespera, otras veces uno desea huir, pero la mayor parte del tiempo me mantiene a gusto, contento por volverlo a enfrentar, por estar en la lucha constante. Me hace sentir vivo, me mantiene con la adrenalina al 100%.

Esto es lo mejor, en mi pueblo, me aletargo, me duermo, me puedo morir y nadie notaria la diferencia por estar como zombis. Solo andando, solo viviendo por vivir, todo es igual siempre.

Aquí no, todo es diferente de un momento a otro, las calles cambian, los negocios mueren enfrentando al gigante así que surgen otros nuevos, con otras estrategias para enfrentar la batalla lo mejor armado posible. De pronto puedes desconocer todo, por los cambios que hay. Por ello hay que estar al pendiente.

Al surgir personas nuevas en la batalla, no sabemos de qué lado están, así que todos desconfían de todos.

Este es el monstruo; así es. Impactante, enorme, causa temor, paraliza a muchos, otras personas no lo enfrentaran jamás en sus vidas por lo riesgoso que implica. Pero habemos otros inconformes con la vida que lo buscamos todo el tiempo, vamos a su encuentro y al final de la jornada descansamos a gusto por estar vivos y tener otro día más para volverlo a enfrentar.

El monstruo nunca duerme. Nunca descansa. El monstruo es interesante, es enigmático, es envolvente, lo tiene todo.

mexico_df

Anuncios