Archivo mensual: diciembre 2007

La Prisión!!!

La prisión es espantosa, el estar atado, en un mismo lugar sin poderte mover, asomado por la ventana y observar que allá afuera el mundo es increíblemente ilimitado, es hermoso, las opciones son infinitas, para hacer dinero, para tener a la persona de tus sueños, para hacer lo que tu desees, sin limites sin barreras. Estos barrotes de acero son indestructibles, la jaula es espantosa, cada vez huele más feo, cada vez es más oscura y cada vez uno pierde más la esperanza de salir libre. ¿El delito? Sí, lo he cometido, la condena es la adecuada, yo creo que cualquiera en mi lugar diría que la condena es demasiada, pero, No, todos dicen lo mismo, cuando se comete el delito se goza, se saborea y después las consecuencias no las quiere pagar nadie. Los delincuentes tienen que estar ahí, ese es su lugar, cualquiera que cometa una infracción tiene su lugar ahí. No hay más. Cualquiera que adore la justicia se sentirá satisfecho por el precio que el delincuente paga, y la sociedad se sentirá contenta de que el delincuente no anda más en las calles para no afectar a alguien más.

No hay marcha atrás, el precio es el justo. Mil años no alcanzarían, las ganas de salir son menos, las ganas de cambiar solo son un sueño para uno mismo ya que nadie verá el cambio por estar en el encierro, pagando la condena. Esta cárcel no se la deseo a nadie, debemos hacer las cosas correctas o bien, estar dispuestos a pagar el precio. Nadie puede liberarse de pagar el precio, tarde o temprano se ha de pagar. No hay mártires, no hay pobres, no hay sino delincuentes que pagan su precio.

Y esta cárcel es la peor de todas, el cuerpo parece libre a simple vista, pero no es así. En esta cárcel los barrotes son indestructibles. Y cada vez mas fuertes, nadie puede romperlos, ningún arma puede hacerlo.

¡Esa prisión que solo está en la mente! Esa que causa demasiado miedo salir, tanto que nadie se atrevería a escapar, el dominio parece absoluto, el carcelero parece mirarte todo el tiempo, cuando tu duermes, el está despierto, nunca duerme, nunca descansa, no puedes escapar, estas muy bien vigilado, para que no te atrevas a huir y no desees no pagar tu condena. Todos la pagan, nadie se libra. El Conde de Montecristo salió de la cárcel, el decía que pueden tener tu cuerpo pero jamás a tu mente, pero ¿Y si la cárcel está en tu mente? Como puedes escapar de eso, como puedes sentirte libre, aunque tu cuerpo lo este no tienes a donde ir, esta prisión es la peor. Es la más efectiva, nadie la puede destruir, nadie te puede ayudar a escapar, nadie puede escapar.

También hay verdugos aquí, que te azotan por dentro, te desangran, te desgarran, todos los días, el dolor es inmenso, suplicas piedad todos los días, suplicas perdón todos los días, rezas todos los días por que esto acabe, pero tu solo te metiste ahí, ¿porque cometiste ese delito? No tenías porque cometerlo, ¡lloras todos los días!. Y las lágrimas se secan en tu interior, las heridas no sanan, y las ganas de luchar se acaban a diario. ¿Cuáles son los sueños de vivir en una prisión como esta?, ¿Cómo se puede vivir en una prisión como esta?. ¿Cómo poder escapar?. En ocasiones la prisión te hace peor persona de lo que eras, el dolor diario te hace más frío, más calculador, en ocasiones cuando las personas se acostumbran a ello, hasta matan. Matan a sus compañeros de celda o a los que los atormentan, como a sus verdugos, planean hacerlo y lo hacen. Pero no se gana nada, no se mitiga el dolor, no puedes escapar y entonces ahora tienes más delitos que pagar. No hay salida. Tal vez solo, solo la resignación. En el epitafio de la muerte se dirá, falleció muy joven, de 26 años, aunque sea el 2050 y la fecha de nacimiento sea de 1978, la gente se preguntará, ¿Cómo después de tanto tiempo es tan joven? No lo es, la fecha es la fecha real de muerte, porque en esa fecha firmo su condena. No hay más. En paz descanse y que la condena sea de provecho para pagar el delito, que si cometió…

prisión

Escucha!!!

Tomado de la conferencia de Anthony de Mello:

…Me contaron también acerca de un sacerdote que estaba tratando de convencer a un feligrés alcohólico de que dejara la bebida. Para ello llenó un vaso con alcohol puro y tomó una lombriz dejándola caer en el vaso. La pobre lombriz comenzó a retorcerse y murió. Y el sacerdote le dijo al feligrés:

>-¿Comprendiste el mensaje, Juan? – Sí padre comprendí el mensaje… comprendí el mensaje. ¿Sabe?, si se tiene un bicho en el estómago, hay que tomar alcohol.

>¡Ay! ¡Vaya si comprendió el mensaje! Juan no comprendió el mensaje porque no estaba escuchando.

> Conozco otro caso en el que era el sacerdote el que no estaba escuchando. En efecto, cuentan acerca de un alcohólico que fue a ver al cura párroco, el cual como estaba leyendo el diario, no quería que lo molestaran.

>- Disculpe, padre. El padre fastidiado, lo ignoraba.

>- Eh, disculpe, padre. -¿Qué pasa? – preguntó el párroco.

>-¿Me podría decir qué produce artritis, padre?

> El padre seguía fastidiado: -¿Qué produce artritis? Beber produce artritis; eso es lo que produce artritis. Salir con mujeres fáciles produce artritis; eso es lo que produce artritis. Dedicarse al juego produce artritis; eso es lo que produce artritis.

>¿Por qué lo preguntas? – Porque aquí, en el diario, dice que el Santo Padre tiene artritis. El párroco no había estado escuchando…

Que difícil es escuchar, en la biblia dice que debemos ESCUCHAR A DIOS, Jesús escuchaba a Dios, escuchaba y escucha a la gente, pero ¿Quién lo hace?, el que lo haga debe estar por encima de todos en comprensión de los hechos. ¿Quién escucha a las personas?, ¿quién escucha los problemas de las personas?, ¿quién se escucha a sí mismo?.

Que difícil es ESCUCHAR!

Pensando como escuchar

3a Parte. El Canto de las Sirenas!!!

Una vez mas la reflexión me ha ganado para liberar la tercera parte del escrito. Espero esto ayude de algo. Saludo a todos!!!

sirena5

…Cinco meses después (enero del 2006) me confesó que si anduvo con él y duro 2 meses su relación. Después de presionarla me lo confeso y me destrozo anímicamente. Ella lo veía todas las mañanas, salían al cine, a la plaza, ella asistía a la escuela en la tarde y él estaba también en ese turno, era su vecino, así que hacían todo juntos, yo trabajaba todo el día, así que no me enteraba de nada, solo que cuando ella salía de la escuela llevaba mucha prisa por que la estaba esperando él para irse juntos nuevamente. Yo decidí ir a dejarla todos los días a su casa (septiembre del 2005), ella solo lo veía a él en la mañana y tarde y a mí en las noches. Y así estuvo 2 meses cuando menos, porque después de terminada la relación, como con todos, hubo una que otra llamada y una que otra visita.

Tres meses antes de lo confesado (octubre del 2005) tuvo una amistad que le molestaba por mensajes, se obsesiono con ella, otro tonto más que escucho su canto. No paso a más yo le mande un mensaje pidiéndole que la dejara en paz. Nueve meses después de que me entero de su romance de 2 meses que me envió al hospital, salio uno más (mayo del 2007), salió al bar con él, ella nuevamente fue como con todos, la que le canto, la que le habló, la que lo buscó, y lo sedujo, y le decía que hacer; le pidió que la llamara, que la fuera a buscar a su escuela, y así surgió otro suceso más. Después de su salida al bar la presione y me confeso lo que hizo, y me juro no volverlo a buscar más y no fue así, lo siguió buscando por teléfono (ella me lo confeso) y estoy seguro también en persona. Yo, al enterarme de esto, decido ahora si, retirarme de ella, pero su canto ahora transformado en llanto me hizo arrojarme al mar nuevamente por ella, pareciera que es una persona desesperada, imagínense ustedes, a la mujer o al hombre según sea el caso, de su vida, que en mar abierto y con niebla cubriendo todo, está en el mar y llora por salvación, desesperada esta persona suplica salvación, ustedes la escuchan, su llanto tan sincero, tan tierno, tan desesperado, suplica piedad y vivir, cualquiera de corazón duro podría resistir un tiempo sin hacer nada, pero no mucho. Finalmente cualquiera de nosotros terminaríamos arrojándonos para ayudar a esa alma desesperada, todos desesperados nos arrojaríamos para perseguir ese CANTO DE LA SIRENA.

Permítanme terminar el cuento de Kafka:
Sin embargo, las sirenas poseen un arma mucho más terrible que el canto: su silencio. No sucedió en realidad, pero es probable que alguien se hubiera salvado alguna vez de sus cantos, aunque nunca de su silencio. Ningún sentimiento terreno puede equipararse a la vanidad de haberlas vencido mediante las propias fuerzas.

En efecto, las terribles seductoras no cantaron cuando pasó Ulises; tal vez porque creyeron que a aquel enemigo sólo podía herirlo el silencio, tal vez porque el espectáculo de felicidad en el rostro de Ulises, quien sólo pensaba en ceras y cadenas, les hizo olvidar toda canción.

Ulises (para expresarlo de alguna manera) no oyó el silencio. Estaba convencido de que ellas cantaban y que sólo él estaba a salvo. Fugazmente, vio primero las curvas de sus cuellos, la respiración profunda, los ojos llenos de lágrimas, los labios entreabiertos. Creía que todo era parte de la melodía que fluía sorda en torno de él. El espectáculo comenzó a desvanecerse pronto; las sirenas se esfumaron de su horizonte personal, y precisamente cuando se hallaba más próximo, ya no supo más acerca de ellas.

Y ellas, más hermosas que nunca, se estiraban, se contoneaban. Desplegaban sus húmedas cabelleras al viento, abrían sus garras acariciando la roca. Ya no pretendían seducir, tan sólo querían atrapar por un momento más el fulgor de los grandes ojos de Ulises.

Si las sirenas hubieran tenido conciencia, habrían desaparecido aquel día. Pero ellas permanecieron y Ulises escapó.

La tradición añade un comentario a la historia. Se dice que Ulises era tan astuto, tan ladino, que incluso los dioses del destino eran incapaces de penetrar en su fuero interno. Por más que esto sea inconcebible para la mente humana, tal vez Ulises supo del silencio de las sirenas y tan sólo representó tamaña farsa para ellas y para los dioses, en cierta manera a modo de escudo.

Ojalá y me llamara Ulises, pero no es así, y como todos, caí, creemos que al no escucharlas más ya no quedaremos encantados, pero no es así, ahora lo se…

sirena6

2da Parte. El canto de las Sirenas!

Agradezco las opiniones al escrito, el día de hoy estoy un poco reflexivo, así que se ha decidido liberar la 2da parte del “Canto de las Sirenas” , espero opiniones al respecto, gracias a todos, Saludos!!!

sirena4…Dejamos por ahora pendiente el final de esta historia de Kafka. Su canto me tenía totalmente envuelto, era enero del 2005 cuando comenzamos a andar, no pensaba más por mí sino por ella, a través de ella, ella me daba ordenes y yo las obedecía, si ella me hubiese pedido que me aventara a los carros para probar mi amor por ella lo hubiera hecho, por que así lo hice con mi trabajo, ella me pidió que renunciara y al faltar de forma constante para estar con ella así sucedió.

Me dominó y yo creía que era el único cuerdo en el mundo. Estaba totalmente envuelto. Pasaba el tiempo y no veía nada malo en ella. Me fue infiel en LA PRIMERA OCASIÓN de todas y yo la vi, teníamos un mes de andar. Le perdone y le creí que yo había visto mal, en el fondo, como todos, sabía que no era así pero me convenía no escuchar a mi razón por estar con ella. Me juro y lloró, su llanto es de lo mas irresistible, lloré junto con ella y le creí de corazón. Esta infidelidad duro 4 semanas, y yo no le hice caso a “este detalle”.

CUATRO MESES MAS TARDE VOLVIÓ A SUCEDER CON OTRA PERSONA, (junio del 2005), me confeso que se había besado con otro hombre y con llanto me pidió perdón, y yo le perdone por segunda ocasión, le dije que entendía el dolor de su corazón y que yo no era nadie para juzgarla, yo ya la había perdonado. Y después de 2 meses (agosto del 2005) LA VOLVÍ A VER CON ÉL, tan apasionada como conmigo, me dolió tanto, y trate de convencerme que no era cierto, que era un engaño de la mente, pero el cuerpo, el inconsciente es mucho más hábil, y me dolió tanto el estomago, vomite y vomite, el dolor no paraba, llore y llore, desde las 8 de la noche hasta la una de la madrugada, y decidí pedir ayuda, estaba en el otro puerto, solo, hable con mis vecinas, 2 señoras viudas muy amables, y me llevaron a “urgencias del IMSS”, yo no sabia donde estaba así que se los agradecí mucho, me inyectaron 2 veces para frenar el dolor y no freno, seguí vomitando, pero les dije que NO ME IBA A INTERNAR y me fui a mi casa; y a las 4 de la madrugada, después de no poderme ni mover del dolor y de seguir vomitando amarillo, decidí tomar un taxi y me fui solo al hospital y al verme una señorita de recepción me pregunto que si yo era el que había estado unas horas antes, les dije que si y que no aguantaba el dolor, con llanto y sin poderme mover, ME INTERNE YO SOLO, a la mañana siguiente después de los estudios pertinentes, me dijo el médico, -“Ya pedí la ambulancia para llevarte de inmediato a “Especialidades”, te vamos a operar de apendicitis; ES URGENTE antes de que se reviente el apéndice y se convierta en peritonitis; lo cual requeriría de un lavado de estomago y si no se atiende a tiempo, posiblemente la muerte”-.

Así sucedió, con llanto en los ojos no pude decir nada, ya en el hospital de Especialidades, les dije que no me operaran y que me dejaran ir a mi casa, gracias a Dios no lo hicieron y me salvaron la vida. Me operaron (agosto del 2005) y me dieron incapacidad por 3 semanas, estuve en cama 2 días y llegó la visita de mi sirena, volví a tomar fuerza, ni cadenas me sostenían, decidí ir a mi Puerto (Veracruz) de viaje, algo estúpido; no podía, no debía por salud hacerlo ¡a los 5 días de operado viajar era una locura!, no debía caminar ni hacer esfuerzos; pero lo hice, viaje, con maleta en hombro me fui con mi sirena a mi Puerto, la pasamos genial, ¡yo le cante! ella siempre me cantaba pero ahora yo le cante al oído, con mi mala voz le taladré el oído ¡Que feo!. La pasamos super bien, nos hospedamos 2 noches y 2 días en mi Puerto, hicimos el amor como locos, todo el día y toda la noche, ¡Que mal estaba! a 5 días de operado, ¡Por Dios!. Ya a 2 días de operado le había hecho el amor, así que a 5 días lo hice más. Con las defensas bajas y la operación a punto de infectarse por el calor de mi Puerto, no me importo, SOLO ME IMPORTO MI SIRENA.

Cinco meses después (enero del 2006) me confesó que si anduvo con él y duro 2 meses su relación. Después de presionarla me lo confeso y me destrozo anímicamente. Ella lo veía todas las mañanas,…

 

sirena.jpg