Archivo de la etiqueta: Danlo Montero

Dejame Ver!!!

2Ki 6:13 – 17 Y él dijo: Id, y mirad dónde está, para que yo envíe a prenderlo. Y le fue dicho: He aquí que él está en Dotán. Entonces envió el rey allá gente de a caballo, y carros, y un gran ejército, los cuales vinieron de noche, y sitiaron la ciudad.

Y se levantó de mañana y salió el que servía al varón de Dios, y he aquí el ejército que tenía sitiada la ciudad, con gente de a caballo y carros. Entonces su criado le dijo: ¡Ah, señor mío! ¿qué haremos?

El le dijo: No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos.

Y oró Eliseo, y dijo:

Te ruego, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo.

.

Existen batallas mucho más grandes que las físicas, si tan solo pudiésemos abrir los ojos, veríamos estas batallas. Podemos llamarle como queramos: energía, Dios, naturaleza, suerte, karma, etc. el significado es el mismo; existen batallas que se gestan para mover las circunstancias a favor o en contra de algo, para que se abran o cierren las puertas de las oportunidades.

.

Estas oportunidades son matemáticamente exactas, nadie llega a un lugar antes o después de tiempo, cada quien llega cuando tiene que llegar, justo a su momento. Nos topamos con las personas con quien nos tenemos que topar, y en el momento justo. Debemos estar preparados para la batalla, además debemos forzarnos a estar en forma. ¿Estaré en forma?.

.

En Df, cuando iba a rentar un departamento, la señora me lo mostró, le dije que lo quería, y justo en ese momento llego una señora con un bebé, venia del banco y con el dinero en la mano (dos meses de renta y el que va corriendo), la casera le dijo, lo siento, es a él al que se lo rentaré, ella se fue decepcionada, le urgía la casa y pensaba que ya la tenía. Ella se fue y platique con la casera sobre los detalles, entonces me doy cuenta de que era un fraude, ella me insulto y yo salí de esa casa, perdí solo 500 pesos, que quedaban para apartar el depa. Y entonces me dije; que suerte de la señora con el bebé, ya que de haberle entregado el dinero se lo hubiese robado esta casera. Ella jamás se enterará de que Dios la ayudo, de que la salvo de no perder el dinero que tenía, le cerro la puerta para que no se afectara, que increíble es ver la mano de Dios en todo esto. Y yo también que suerte, gracias a que Dios me hizo ver, pude no perder el dinero.

.

Y ahora me pregunto: ¿Que estará pasando a nuestro alrededor? ¿quién va ganando la batalla?

Dios, por favor, abre mis ojos y DÉJAME VER…

.

Anuncios